Arreglando una pulsera

A un experto joyero le llevan cuatro trozos de cadena, de tres eslabones cada uno, para que los una formando una pulsera. “Para ello, dijo el joyero, tendré que cortar cuatro eslabones, uno de cada trozo, para unir los trozos y soldar a continuación cada eslabón cortado. Tendré, en definitiva, que hacer cuatro cortes y cuatro soldaduras”. Pero la persona que le encarga el trabajo dice: “No, no hace falta realizar cuatro empalmes, la pulsera se puede formar sólo con tres”.

¿Cómo podría hacerse esto?

Aquí la solución a este acertijo.


| |